El Inglés

Este castillo serviría años más tarde como Cuartel de Carabineros, y a principios de nuestro siglo, allá por el año 1.900, lo compró Sir George Langworthy, transformándolo en finca con espléndidos jardines y miradores sobre el mar. La mayoría de nuestros abuelos, incluso nuestros padres, recuerdan con cariño a este señor, a quien llamaban "El Señorito Inglés" o "El Inglés de la Peseta", porque socorría a los necesitados, acudía a la cabecera de los enfermos, la gente hacía cola a la puerta de su finca para rezar lo que se conocía como el "Tratamiento" y de esta manera recibían una peseta de plata, que en aquel entonces significaba la comida diaria de una familia entera. 

 

Le alentaba a George Langworthy en el amor hacia los demás, y la gente de Torremolinos pudo comprobarlo un día tras otro, mes tras mes, año tras año, y si cuando vino a nuestra tierra era inmensamente rico, murió pobre en el año 1945, rodeado de sus empleados y del pueblo entero que acudió a despedir su sencillo féretro. 

Está enterrado en el Cementerio Inglés de Málaga, y fue y sigue siendo el único "Hijo Adoptivo y Predilecto de Torremolinos", honor que le concedió el Ayuntamiento en 1.918, por su desinteresada labor en pro de sus conciudadanos y a quien se le consideró "Padre de los pobres". 

Su calle "Castillo del Inglés", inaugurada en 1.990 nos lleva hasta el Hotel Santa Clara, donde se le levantó un monumento.