El Primer Vecino

Aunque hay constancias históricas de que Torremolinos era ya "población" en 1.801, e incluso conocemos que Antonio de Montes Díez era su Alcalde, hay referencias de vecinos muy anteriores a ello. 

Dicen los Archivos de la Catedral de Málaga que el día 5 de Mayo de 1.503, el guarda de la torre situada en el Término de Torremolinos "que se dixo por nombre Alonso Martín", avisaba al Señor Corregidor de que había avistado cinco naves moras metidas en alta mar, por lo que éste puso en alerta las tropas y se acudió para evitar el peligro. 

 

Fue este guarda, Alonso Martín, la primera persona de la que se tienen indicios en documento público como vecino de este lugar. Su paga ascendía a 25 maravedíes diarios, oficio que le prohibía tener perros, ni lirón, ni caña de pescar, ni que lo hallaren jugando, bajo pena de dos meses sin paga o la expulsión, además de costear los daños ocasionados por su falta de vigilancia al enemigo. 

No todas las veces dieron los guardas el aviso a tiempo, puesto que en unos documentos del Archivo de Simancas se dice que en 1.522 cuatro fustas de moros se llevaron a 17 hombres de la barca "La Xábega", y otro documento da fe de que alrededor de 1.524, otra fusta aprisionó a 40 pescadores, de los cuales nunca más se supo y que probablemente fueron vendidos como esclavos en los Zocos de Orán o Argel, adonde el Pirata Barbarroja tenía su refugio.