Diversión

Todo se une en Torremolinos para convertir la estancia en algo soñado e imborrable, desde el inigualable clima, hasta la armónica y vanguardista infraestructura urbana, pasando por la apoteosis mediterránea del sol que dora las suaves arenas de las playas. El atractivo del paisaje circundante, la sugestión romántica de sus calles estrechas y encaladas casas o esa amplia gama de actividades lúdicas y culturales que hacen del lugar un centro turístico diferente y difícil de mejorar. Y es que Torremolinos es también la ciudad de la diversión.

 

Torremolinos ofrece diversas maneras de pasarlo bien y siempre ofrece posibilidades para satisfacer los gustos y exigencias más dispares. 

Así, empezaremos con un rápido recorrido por los lugares de mayor interés para aquellos que no quieran dejar escapar ni uno de los m; recónditos rincones que configuran Torremolinos y que dejan € los visitantes el más puro sabor andaluz. Entre otros destacan calle San Miguel, llamada la "calle de Europa"; la Plaza Costa d Sol, la Plaza de la Nogalera, la Torre Vigía de Torremolinos, m; conocida como Torre de Pimentel; la Cuesta del Tajo, el Calvan el barrio marinero de La Carihuela y la Avenida Montemar o Cario Alessandri. De tipo más cultural son la Sala de Exposiciones c Correos, la Biblioteca Municipal, la Casa de la Cultura y el propio Ayuntamiento.

Para los que prefieran descansar y disfrutar más relajadamente de sus vacaciones dando largos paseos, podrán hacerlo dejando; llevar por esa sensación tan confortable que despierta el andar entre el sol y el más limpio de los aires que inundan el Paseo Marítimo un paseo junto al mar de más de 7 kms. de extensión que permite disfrutar de la playa de otra manera, invitando a los visitantes entrar en los típicos y fabulosos chiringuitos y terrazas que complementan el Paseo de principio a fin. También los paseos por 1os paseos por parques urbanos, jardines o alguno de los tres grandes pinares que tiene Torremolinos resultan sumamente relajantes.

Como bazar permanente donde poder adquirir cualquier cosa, Torremolinos presenta una gran variedad de lugares donde poder realizar compras. El corazón de Torremolinos es Calle San Miguel, centro neurálgico y comercial de la ciudad. Aquí, en la calle San Miguel, se ofrecen multitud de oportunidades para comprar o degustar todo tipo de manjares sentado en las agradables terrazas que hay a lo largo y alrededor de esta calle.

Pero esta oferta no está reñida con los grandes centros de diversión y ocio de que dispone también Torremolinos, como el Parque Acuático Aquapark, el más grande de la Costa del Sol. Sobre sus 70.000 metros cuadrados se levantan todo tipo de atracciones acuáticas: toboganes gigantes, el Kamikace y el río bravo, entre otras. El "Cocodriles Park" donde poder ver más de 300 tipos de cocodrilos y el "Teatro de la Magia"